jueves, 17 de febrero de 2011

Tiempo de leer!

Una vez más me encuentro valiendo madre en un (la neta no tan) obscuro rincón del aeropuerto de Hermosillo. Esta vez no llegué con tiempo de anticipación por un mal cálculo en la salida del camión madrugador.

De hecho me sorprendí de lo bien que calculé todo esta vez, ya que el traslado casa-central obregón-central hermosillo-aegroport salió como relojito con un pequeño pero suficiente colchón de media hora.

¿Entonces?

El vuelo está retrasado dos horas y media. ¬_¬

Sigo sin saber que es lo que debo de una vida pasada...

1 comentario:

Jessica D'Amico (JeDa) dijo...

Guamu con perfección Suiza ^_^