miércoles, 23 de febrero de 2011

Review: ¡Guardias! ¿Guardias?

Guards! Guards! por Terry Pratchet

Los hermanos de la obscura noche del ébano han logrado aparecer mágicamente un dragón en la ciudad de Ankh-Morpork como parte de su plan de imponer un rey. Y es un poco curioso, el dragón destruye con gran facilidad localidades muy específicas de la ciudad, como si alguien buscara venganza puntual. Queda al turno de noche de la policia (la guardia nocturna) descubrir al culpable de los crímenes, proteger al gobernante actual y regresar a la ciudad a su estado normal.

Lástima que los únicos tres miembros de la guardia (el alcohólico capitán Vimes, el cabo Nobby quien podría ser la descripción de cualquier policia defeño y Fred Colón quien nació para ser sargento)  solo tendrán la ayuda del nuevo recluta Zanahoria, un inocente enano de 1.80 de altura que acaba de salir de una mina por primera vez en su vida llevando consigo sólo sus ideales, una espada ordinaria y el libro de las leyes y ordenanzas de Ankh-Morpork.

Este es el primer libro de la serie del Mundodisco que cuenta las aventuras de la guardia nocturna, el conjunto policiaco más inútil del universo. Y como suele suceder (al que lo dude que vea al chapulín colorado), el único regimiento que podría triunfar ahí donde cualquier grupo más capaz fallaría miserablemente. 

A diferencia del resto de libros de la.saga, este no trata de héroes que deben detener amenazas cósmicas  que podrían destruir la realidad del universo mientras se burla de los clichés de las novelas fántasticas, sino que es una especie de novela de misterio que trata de héroes que deben resolver un crimén mientras se burla de los clichés de las novelas fantásticas y uno que otro drama policial.

El humor es típico Pratchett, o sea de medio gracioso tirándole a muy sálado. Lo mejor son los pasajes donde las descripciones claramente son un paralelo a escenas de películas policiacas antiguas. Sin embargo hay pasajes que son demasiado sangrones, incluso para mí. Por ejemplo los personajes conocen las leyes de la narrativa y saben que si tienen una oportunidad en un millón lograrán vencer, por lo que tratan de modificar las posibilidades en su lucha final (porque nadie nunca ha dicho "es una oportunidad en seiscientos veintidos mil pero puede funcionar").
Y también como suele hacer Pratchett, hay varias descripciones del género humano más acordes a la filosofía que a lo que mi padre denominaba "infraliteratura". Es raro cuando una novela "ligera" (por llamarla amablemente, como comentó un conocido algo snob que le hizo el feo al libro por a)ser del género de fantasía y ¡pior! b)ser humorística) te deja más cosas para pensar que un chingo de libros de autoayuda.

2 comentarios:

Jessica D'Amico (JeDa) dijo...

La trama disque suena a un videojuego.

Guamu dijo...

Últimamente TODO suena a videojuego :s