domingo, 10 de mayo de 2009

Apático

Estoy hasta la madre

De unos meses para acá no sé que chingados estoy haciendo con mi pinche vida. La verdad tampoco ayuda que la mayoría de la gente está de acuerdo implícita o explícitamente ("¿Y qué chingados haces ahí?") y al resto sólo le molesta que esté de chillón ("¡Mmta, cómo te quejas! Tienes trabajo, boda en puerta y familia").

No me agrada estar sólo, valiendo madre en un sitio al que sé que no pertenezco.

No me gusta estar navegando sin rumbo en un trabajo en el que no sé si puedo avanzar o nada más me estoy haciendo güey. Me parecía mejor cuando sabía que era lo que tenía que hacer y cuándo finalizaban los proyectos. Me parecía mucho mejor cuando sabía qué cosas eran mi culpa y qué eran sucesos fortuitos con los que había que lidiar. Pero me parecía mejor porque al final existía un plan que seguir.

No me gusta estar con la etiqueta de "especialista" de algo que no sé utilizar y de la cuál no tengo ninguna motivación para aprender. No me gusta no saber que es lo que debo hacer a continuación. ¿Si funciona?. No tengo idea. ¿Si no jala?. Tampoco.

No me gusta no tener ganas de seguir con la maestría, estoy cerca del grado y la verdad no se me antoja seguir. Tengo un pretexto muy válido para no terminar la tesis, estoy a 2000km con un putamadral de cosas que hacer, pero no deja de ser un pinche pretexto.

Me preocupa que no tengo ganas de ir a trabajar. Siempre me ha dado güeva ocasionalmente el trabajo, pero nunca ha pasado de eso: güeva un lunes después de haberme desvelado un domingo o algo similar. Hoy es diferente, realmente no tengo ganas de presentarme a trabajar a diario. ¿A qué voy si estoy valiendo madre?

No me gusta estar extrañando a mi novia y pelearme o hacerla enfadar cada vez que la veo o que hablo con ella.

No me gusta que la música ahora se convierta en una barrera entre ella y yo. No entiendo mi pinche manía pendeja a recordarle a cada rato que sus gustos son diferentes a los míos, pero tampoco su obsesión a querer complacerme, según ella, no oyendo lo que "a mi me molesta". Antes me gustaba tocar la guitarra, ahora siento que molesto a la gente y ya no me dan ganas de tocar. Antes traía las uñas largas con el único propósito de rasgar bien las cuerdas, ahora solo es por que soy flojo y sucio.

No estoy a gusto sabiendo que todos esperan algo de mi boda. No sé que chingados esperan, pero hacen demasiado argüende y al mismo tiempo me dan consejos de que "haga lo que yo quiera" porque es MI boda. Me molesta que sé que significa mucho para la plebe, y para mi sigue siendo un trámite. Y la cereza en el pastel es que también tengo pretexto para no estar viendo nada de la organización, como si Diciembre no fuera a llegar nunca.

No me gusta que mis antiguos hobbies ya no me llaman la atención. Años sin dibujar, tiempo sin escribir, nada de futbol. ¡No mames! hace años hubiera conseguido de cualquier manera como ver el Tigres-Morelia y el Dorados-Salamanca, hoy me importaron un comino.

No hay resolución en este texto.
Ni decisión a cambiar, ni un "soy así y ni pedo".
Sólo lo escribí.
...un pretexto más para desvelarme y no rendir por la mañana.

7 comentarios:

Roberto dijo...

Estres?

Jessica D'Amico (JeDa) dijo...

Estres, a causa de muchas cosas pasando al mismo tiempo. Estos traumas son temporaneos.
Take a chill pill dude. Nothing's beyond your reach.

Nazgul dijo...

Entonces te propongo algo...

cuando un guitarrazo en la casa???
si no le entras minimo al rock band???
buscamos un local con juegos viejos de capcom pa jugar unas retas???
un dia que andes aqui secuestramos al chino y lo ponemos de portero en el depor...

no le saques y responde

Jessica D'Amico (JeDa) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hanickaro dijo...

Te amo plebe...
Cuidate...

MostroEnTurno dijo...

Sal a la calle y madre a alguien. El resto del pedo dejaselo al inefable tiempo.

Paz

PTI Admin dijo...

el unico consejo que te puedo dar para esto es que el mostro es muy sabio hazle caso :P