miércoles, 13 de octubre de 2010

Inches bancos enfadosos

Pues me había estado haciendo pendejo con respecto al blog, pero cuando el Sr. Burócrata empieza a postear con más frecuencia que yo, eso ya es demasiado, así que aquí les comparto una pequeña anécdota sin moraleja y no muy interesante, pero pos es lo que hay.

Resulta que me hablan de un "número privado" al único telefono que tengo, el cual es propiedad de la chamba. La señorita (supongo por costumbre), me avisa con su voz híperactiva que gracias a que soy un excelente cliente de su banco (güey que debe y debe y sigue ahí, supongo también), me he ganado el derecho a una gran oferta.

No es ninguna novedad ese pinche script de todas las empresas que ofrecen tarjetas de crédito donde te ofrecen alguna chingadera y si mal te apendejas y contestas "si" a alguna pregunta por ahí, te encasquetan un cobro mensual de algún servicio que ni pediste, ni usas y es todo un rollo cancelar.

El punto es que desde que escuché algo así como "le damos la bienvenida al selecto grupo de...", cambié mi modo de operación a "no contesto ni madre". sí que cuando me dijo que le confirmara mi birthday la mandé a la fregada lo más educadamente posible y me contestó con un choro de los beneficios y la oportunidad única, etc. que me perdía y volvió a solicitar mis datos. Todo esto, por supuesto es parte del script para cuando encuentran un primer nivel de resistencia (ELSE {GOTO Inicio?}).

En ese punto lo más fácil para deshacerse de ellos es colgar y sanseacabó, pero me faltaban como 20 minutos de caminata y pos soy de esos güeyes que de pronto le da por estar averiguando pendejadas sin beneficio. ¿Cuántas vueltas tendría el script de los que llaman?

Trás la segunda negativa, cambió su choro a " mostrarme algunos otros beneficios que no había mencionado" y a solicitar nuevamente mis datos. En la tercer negativa se fue por el lado sentimental  apelando a la protección que merecen mis hijos (hipotéticos) y esposa (no tan hipotética).

En la cuarta negativa regresó al primer choro y por andar jugando al "sé más que los telemarketers" casi "ingreso a los beneficiarios" porque ya no preguntó datos sino que me informaba que "comenzamos con la aplicación de los beneficios, ¿de acuerdo?". Tuve que replicar que ni madre y al parecer ese es el último nivel ya que volvió a repetir lo de un inicio. Ahí fue cuando la tuve que mandar a la chingada (educadamente por supuesto) porque ya tenía como 15 minutos hablando..

Ya sé que dije que no había moraleja, pero pos ahí les va: "No se arrieguen, manden a la fregada de inicio y no anden de mamilas como yo"

3 comentarios:

Jessica D'Amico (JeDa) dijo...

me acordaste d super mario bros y los niveles

Mostro En Turno dijo...

Moraleja Bis: Si tienes esposa no le digas 'no tan hipotetica'.

Osea que por eso andabas de genio pateando sillas en mi sacrosanto cubo?

Guamu dijo...

Mira inche mostro, si ando de genio pateando sillas en tu sacrosanto cubo es porque había oportunidad, alevosia y ventaja.

La no tan hipotética esposa te manda saludos.